martes, 11 de mayo de 2010

PRINCESAS

Dicen que las princesas son tan sensibles que notan la rotación de la tierra, que enferman si están lejos de su reino, que pueden morir de tristeza.

Caye tiene treinta años, pelo perfectamente arreglado y una colección inmensa de carencias afectivas. Cada domingo va a comer a casa de su madre, con su familia. Quiere arreglarse el pecho y se prostituye para vivir el presente,sin más, así que cada domingo actúa, cuenta lo que quiere contar, su vida parece tan ´normal´como la del resto, siendo consciente de que todos los de esa mesa se engañan, viven dentro de las convenciones sociales, huyendo de sí mismos, cada uno con su propia nave.
Zulema es oscura y dulce, vive con el amargo sabor del exilio forzoso y la desesperación, desterrada, con la foto de su niño plastificada en 3x4 como un pedacito de esperanza que da alas a sus días. Se hace fotos en los supermercados y les cuenta a los suyos, en emocionantes conversaciones telefónicas, lo bien que se vive en este país. Pero cada noche,semidesnuda, funambulista de la realidad, hace equilibrios por el alambre afilado de los arcenes, prostituyéndose para conseguir un futuro.
Caye es la nostalgia de lo que uno sueña, lo que no tuvo, lo que desea. Zulema es la nostalgia de lo que ha dejado atrás, el miedo a no volver a sentir el amor entre sus brazos.
Hombres, peluquería con pretensiones de salón de belleza, documentos que no llegan, mentiras, soledades, frío, mucho frío.

Su imprevista amistad es una habitación soleada, un paseo por castillos y sueños, un desván acogedor, tranquilo, lleno de afectos, esperanza, ternura,un rincón donde alguien nos escucha, nos quiere, comparte risas y llantos, nos deja ser quien somos, no nos juzga, nos hace volar.

Fernando León de Aranoa sabe que las princesas padecemos de vértigo porque a veces la realidad da miedo, mucho miedo. Una de ellas le contó que basta con que alguien te mire, te reconozca, sepa quién eres, para disfrutar del equilibrio mágico de los sueños.
Marta Sánchez Flores

">

lunes, 19 de abril de 2010

martes, 13 de abril de 2010

LA CINTA BLANCA

En la más absoluta puridad, hay que armarse de valor para ir a ver una película de Michael Haneke, porque inevitablemente uno sabe que durante el tiempo que dure el film, uno va a enfrentarse segundo a segundo a la naturaleza contradictoria del hombre, a sus miedos, sus remordimientos, sus sentimientos de culpabilidad. Este heredero de Bergman, que bien podía pasar por un fantástico profesor de Historia, dedica su cine a meditar sobre el origen y la naturaleza de la violencia.
El maestro de la escuela de un pueblo protestante del norte de Alemania meses antes de la primera guerra mundial, mientras se enamora de una muchacha cándida, inocente, dulce, quiere averiguar por qué suceden cosas "extrañas" en la aldea. Muertes bizarras, suicidios, intentos de infanticidio, todo en sepia, sutil, sugerente, sin tener la más mínima importancia quién es el autor de los hechos, buscando obstinadamente preguntas, retratando cuadro sobre cuadro el origen del nazismo, gritando calladamente a través de una jerarquía opresiva y una represión emocional y física, que el absolutismo conduce al terrorismo.
Es nuestra capacidad de pensar la que nos hace humanos y libres, es nuestra capacidad de amar la que nos hace buenos y grandes.
Es curioso que después de una película tan dura, tan desgarradoramente triste, uno salga del cine y lo que más le apetezca sea besar, abrazar, sentir. Tal vez sean los afectos, la libertad de pensamiento y el amor, el hilo de la cometa que nos mantiene sujetos a nuestra condición humana, sin perder por un solo instante nuestra capacidad de volar. Quién sabe, seguiremos escuchando a Haneke...
Marta Sánchez Flores

">

martes, 16 de marzo de 2010

EL LABERINTO DEL FAUNO

Año 1944, Ofelia y su madre, en avanzado estado de gestación, enferma, triste, resignada a la infelicidad, se trasladan a un pequeño pueblo donde les espera Vidal, un cruel capitán de la Policía Armada franquista empeñado en hacer desaparecer los últimos vestigios de la resistencia republicana, y Mercedes, una mujer valiente, tierna, amable, equilibrista en un mundo sucio y hostil, defensora del hombre, de los buenos.
Vidal es la guerra, Vidal es el orgullo, el rencor, el absurdo del odio, el desamor, la violencia, Vidal es la cara más amarga de la realidad en ese momento de la historia de España. Ofelia es la infancia, los sueños, la imaginación, Ofelia no tiene padre, no soporta al capitán, Ofelia adora los libros de fantasía, cree en la magia, en los cuentos, en la vida.
Mientras el capitán raciona los alimentos de la población civil, mata, tortura, y siembra de miedo cada rincón de ese pequeño universo, Ofelia descubre en los alrededores del molino las ruinas de un laberinto donde se encuentra con un fauno que le cuenta quién es, y ella le cree, porque sí, es una princesa, la última de su estirpe, a la que su pueblo lleva mucho tiempo esperando.
La muerte y los sueños se enredan en esta fantasía tan real de Guillermo del Toro.
Son muchas las posibilidades de vivir la vida, de sentir las cosas, de recorrer el tiempo, pero siempre existen personas osadas, valientes, amantes del riesgo, sabedoras de que todo está lleno de magia, que caminan de la mano de un fauno y superan sus pruebas antes de cada luna llena. Les reconocerás porque su mundo es de colores, y siempre, inevitablemente, sonríen.
Marta Sánchez Flores



">

martes, 2 de marzo de 2010

OBABA

Basada en la novela Obabakoak, con la que Bernardo Atxaga ganó el Premio Nacional de Narrativa en el año 1989, Montxo Armendáriz construye una bella reflexión acerca del arte de contar historias.
Lourdes (Bárbara Lennie) es una estudiante más, con sus amigos, su familia, su vida. Uno de sus profesores le propone realizar un trabajo para su asignatura y ella decide viajar a Obaba con su cámara de vídeo. Una foto colgada de la pared de un hostal, y una cabaña de madera llena de lagartos, son las tapas de un puzle lleno de piezas que aparentemente no encajan. Quién es la maestra, por qué se quedó en Obaba, por qué su obsesión por ponerle un número a todos los pasos que va dando. Quién le escribe cartas de amor a Esteban envueltas en sobres de color crema. Quién cayó al río, por qué el hermano se volvió loco. Qué hacen todos esos lagartos entre esas cuatro paredes y cómo atrapan los sonidos. Subida en la moto de Miguel (Juan Diego Botto) y con los ojos bien abiertos va descubriendo las historias que esconden los habitantes de Obaba, sus pasiones, sus envidias, sus amores contrariados.
Tal vez ella también es una pieza de un puzle que no encaja en la que parece ser su vida; tal vez entre los brazos de Miguel, de su alegría, de su certeza de lo que quiere de su presente, de su capacidad para darle a las cosas la importancia que realmente tienen, todo encaje, todo sea más fácil, y observando a través de su cámara la vida de los demás, se encuentre a sí misma.
Un viaje hermoso, verde, tierno, sumamente delicado, emotivo, con un destino necesario: nuestro lugar en el mundo. No somos más que un movimiento entre el gentío, habrá que intentar al menos ser un movimiento feliz.
Marta Sánchez F.

">

martes, 23 de febrero de 2010

MEMORIAS DE ÁFRICA

Yo tenía una casa en África, al pie de las colinas del Ngong.
Así comienza uno de los hitos de la historia del cine, un regalo de Sidney Pollack en plena década de los ochenta, cuando el cine norteamericano exhibía su vertiente más comercial y una preocupante falta de talento,un regalo emotivo, maravilloso, una verdadera obra maestra.
1914,Karen Blixen posee junto a su marido una plantación de café en Kenia, marido libertino, mujeriego, un matrimonio convenido por ambos en base a una buena amistad pero sin rozar ni un sólo segundo el amor. Denys Finch-Hatton, cazador blanco, apuesto, sensible, libre.
Memorias de África es al cine como El barón rampante a la literatura, el mejor retrato del dilema entre independencia y compromiso. También es muchas otras cosas, dos viajes en avioneta, una brújula y una pluma,cuentos con la anochecida, el coraje y la valentía de una mujer, el poder de la lealtad, un continente desconocido y lleno de magia, un pelo lleno de espuma en plena selva, la música inolvidable de John Barry, dos leones enamorados sobre una colina, amor, amor.
Paradójicamente, sólo desde la independencia, desde la absoluta certeza de quienes somos, desde la osadía de defender a capa y espada nuestra libertad, podemos comprometernos.
Marta Sánchez Flores

">

martes, 9 de febrero de 2010

Thelma y Louise

Thelma (Davis) es una aburrida ama de casa, casada con un hombre grosero y carente de la más mínima sensibilidad. Louise (Sarandon), su amiga del alma, es una mujer madura inmersa en una relación en la que no quiere comprometerse. Conduciendo un Thunderbird del 66 descapotable, pañuelos en el pelo, carmín en los labios, polvos en las mejillas, gafas de sol, ropa de colores, sonrisas al viento, se disponen a pasar juntas un fin de semana tranquilo lejos de su anodina cotidianidad. El encuentro con un violador potencial, borracho y machista, un guaperas con pretensiones de ser un Dean, y la sensación de ser libres, convierten ese viaje en un encuentro consigo mismas, una huida de su infelicidad, de una vida alienante y marcada por el simple hecho de ser mujer. Vibrante, ilusionante, esperanzadora, un canto a la libertad, a la amistad, a la valentía, a los sueños.
Si tienes miedo, si estás sufriendo, tienes que gritar, salir, salir corriendo.
Marta Sánchez Flores
Ver imagen en tamaño completo

">

martes, 2 de febrero de 2010

Crash

El descubrimiento del cuerpo de un hombre brutalmente asesinado en una cuneta hará que las vidas de varias personas se entrecucen en Los Ángeles. Un policía veterano, su compañero novato, un ama de casa, una pareja afroamericana, un tendero, un padre de familia, cada uno vive su vida, es como es, o tal vez no sea quien parece que es, tal vez todos escondamos dentro de nosotros mismos caras desconocidas, rincones inexplorados en nuestro corazón. Esta película gris, oscura, agobiante, poco amable, tampoco es lo que parece, porque está llena de colores, sentimientos, ternura, sensibilidad, miedos, pasiones, amor, sueños. Una invitación de la mano de Paul Haggis a mirar más allá del brillo de las estrellas.
Marta Sánchez Flores
">

martes, 26 de enero de 2010

El caballero oscuro

¿Cuál es la diferencia entre la venganza y la justicia? ¿Entre un superhéroe y un valiente?
La respuesta es Bruce Wayne.
En esta película de Christopher Nolan, Batman se enfrenta de nuevo al lado oscuro del hombre, a ese intento suyo constante de mantener ese equilibrio entre el deseo y el deber.
Personaje del cómic por excelencia, hombre hecho a sí mismo, nada de arañas que pican o vuelos antigravitatorios o fuerzas descomunales, sólo la necesidad de salvarse de la tristeza de su infancia, la necesidad de sentir que siempre ganan los buenos.
Un lujo, una aventura trepidante para no dejar de soñar.
Marta Sánchez Flores

">


">

domingo, 24 de enero de 2010

El museo de la inocencia Orhan Pamuk


Orhan Pamuk es el escritor turco más leido fuera de su país. Sus novelas siempre son un acontecimiento literario para su lectores. Todas plantean el conflicto real entre los turcos: la identidad nacional. La lucha entre las tradiciones y la modernidad, entre oriente y occidente, entre el Islam ortodoxo y el heterodoxo. Precisamente ese tema es el que más problemas le ha causado en su país, cuya admiración de occidente y sus costumbres todavía no son mayoritarias o al menos hay una buena parte del pueblo turco que todavía se agarra a una religiosidad entendida en un sentido tradicional y cultural.
En El museo de la inocencia es una NOVELA DE AMOR, con todas sus características. Sensiblera, apasionada, con un argumento tanfácil como sugerente, es la obsesión de Kemal por Füsum.
Kemal Bey está comprometido con Sibel y su boda se celebrará en los siguientes meses, pero conoce a Füsum y su vida cambia radicalmente. Abandona su vida lujusa y sus amistades adineradas por pasar la noche, la cena y un rato de televisión, en casa de la humilde familia de Füsum. Tuvieron un romance que duró varios meses, luego Füsum se casó con un director de cine y entre Kemal y su marido trataron de impedir su carrera de actriz. Kemal pasa ocho años seduciendo a Füsum sin conseguirlo, hasta que ella, por circunstancias de la vida, se separa de su marido. Su amor se convierte en una obsesión que le lleva a conservar todos los objetos qde Füsum, por su propietaria o por otras razones relacionadas con ella. A la muerte de Füsum, Kemal decide hacer un museo con todos objetos: una cucharilla, miles de colillas de tabaco, entradas del cine al que iban muchas noches, etc.
Es una novela de Estambul de sus calles, de sus restaurantes más lujosos, de sus gentes, las grandes familias y las más medianas. Pocas ciudades tiene un homenaje continuo como el que brinda Pamuk a esta ciudad. A la muerte de Füsum, Kemal, como hemos dicho, empieza a montar el museo, visita más de 1700 en todo el mundo y piensa que el suyo debe tener un catálogo en el que se expliquen cada uno de los objetos y momentos vividos con ella, para dejar constancia de la importancia de cada uno de ellos. Es el museo de la inocencia.
La novela transcurre desde el 16 de mayo de 1975 hasta ocho o nueve años después. Relata minuciosamente cada momento, incluso con demasiados detalles para mi gusto. La novela comienza con los protagonistas disfrutando del amor ajenos a las prohibiciones sociales de no mantener relaciones sexuales antes del matrimonio. Toda la novela es un canto a occidente, con sus complicaciones y contradicciones. Los hechos recorren los barrios lujosos de Estambul, en contraste con la miseria que los rodea. No escatima referencias políticas al golpe de estado militar que desembocó en la Constitución actual de 1982, entre cuyos principios está un laicismo sui generis. Pero no es un libro político, sino de amor. Kemal va recordando cada uno de los instantes de su vida con Füsum; el heredero y la dependienta podríamos resumir. Pero no cae en los tópicos de la novela de amor, al contrario su aguda mirada se detiene en detalles inesperados, en escenas deternillantes y en obsesiones continuas.
El final es una sorpresa, ya que quien está contando los hechos es realmente Pamuk, encargado por Kemal. Insuperable.
Kemal es un personaje muy bien dibujado, un héroe romántico de innumerables matices. Es el rico educado en Estados Unidos, que viaja a París con frecuencia, es el representante de la turquía occidentalizada. Pero es un personaje sumido en sus obsesiones, tierno, detallista, generoso, apasionado. Füsum, en cambio es enigmática, fruto de una educación tradicional pero valiente y paciente. Los demás personajes son comparsa.
La novela es también un homenaje al cine turco de finales de los 70 y los 80, que produjo un número incansable de musicales melodramáticos.
A pesar de lo larga que este novela, es una maravillosa historia de amor.

martes, 19 de enero de 2010

Persépolis

Persépolis es la historia de una joven que crece en el Irán de la Revolución Islámica. A través de sus ojos conocemos su mundo, sus esperanzas rotas al tomar los fundamentalistas el poder, su huida, sus sueños.
Esta película, además de ofrecernos la posibilidad de acercarnos a un mundo lejano para nuestras coordenadas existenciales, nos permite descubrir lo difícil que es a veces para las mujeres huir de su condición de costilla de Adán. Su abuela y su valentía, son sus verdaderos motores para decidir no caer en la anodina cotidianidad de ser uno más entre el gentío.
Marta Sánchez Flores

">


">

jueves, 14 de enero de 2010

Carmen Fragoso finalista del II Concurso de lectura en público

Por primera vez el IES Santa Lucía del Trampal presentó a una alumna al concurso de lectura qe organiza la Consejería de Educación. Carmen Fragoso fue elegida entre los cinco finalistas en la modalidad ESO.
En este primera fase Carmen Fragoso se presentó con un texto de Federico garcía Lorca, leyó un fragmento de Elegía a la muerte de Sánchez Mejías.
En la lectura que se hizo en la final, en Mérida, Carmen Fragoso leyó un texto de Dulce Chacón, que llevaba preparado, y un texto de Luis Landero, que se preparó un día antes.
La lectura en público ante el jurado fue el día 18 de diciembre y Carmen leyó de forma magistral. Pero no pudo ser.
Otra vez será.
De todas formas, hay que resaltar que es muy importante que Carmen llegara a la final, enhorabuena a ella por un trabajo fenomenal.